jueves, 28 de abril de 2016

Lagrimas del otro Mundo




Danza fría de la noche
al son de un viento invernal, casi infernal
que al entreabrir la puerta
anuncia mas que malas noticias
tu mejor amigo
vino hasta mi portal
solo a ver su mirar
mil trozos de mi volaron
se unieron a la danza tétrica de la noche
donde las esperanzas
dejaron
en un segundo
de latir, de existir
“fue rápido, el único consuelo que te puedo dar, no sufrió”
murmuro
Lagrimas del otro mundo
en mi corazón
sin saber ni como, ni porque
el se fue, sin decir adiós
para nunca volver
un abrazo de consuelo
no es la mejor opción
cuando ardes en las llamas del ayer
cuando quedaron
tantas cosas por decir
tantas miradas perdidas en ese adiós
que nunca pronunciaste
ni tu voz
ni la mirada perdida de mis ojos
buscando tu mirar
en la noche
bajo la lluvia infernal
que ojala congele este corazón
para que deje de sentir el sufrir
lagrimas del otro mundo
en un momento
inundaron mi corazón
al darse cuenta
que no volverá
y desde ese día
lagrimas de otro mundo
me acompañan
al anochecer
haciendo que suene
el dolor
el tiempo no lo calamara
solo encontraras la manera
de vivir con él
y con el miedo
al anochecer
que vuelva a suceder
tal vez te haga imprudente
al andar del nuevo camino sin el

sábado, 23 de abril de 2016

La Amistad de Luto














Mira el cielo
la estrella fugaz que cruzo
igual que tú en mi camino
dos estrellas
que brillaban
en la oscuridad de la humanidad
lo decía la historia
no iba a acabar bien
Pero mis lagrimas eran mentira
mi dolor, mi imaginación
mi grito de ayuda
dime lo oíste alguna vez?
alguna vez confiaste en mi?
o solo en lo que creías, tu verdad
Mira la amistad de luto
dime tú fuiste mi estrella fugaz
pero no puedo hacerte entender
mi condición
soy humana
y como tal
quemo mi vida
aprendo de mis errores
solo pido perdón a quien se lo merece
no espero nada
porque nadie morirá por mi
Pero el cielo fue testigo
de nuestras noches
que nunca podrás olvidar
porque al otro lado de la luna
en tu silencio
tu historia
tu decepción
el no entender lo que ocurrió, tu dolor
Tus ojos,
me ven como la malvada
la que te mintió
la que te utilizo
la que esta encadenando versos por ti
mientras en la calle
pasea la amistad de luto
por lo que perdimos
la verdad de cada cual
y un adiós sin fin

Dime Porque








Desde aquí te veo
como te vas
sin mirar atrás
dejándome solamente
miles de trozos de lo que un día era único
y hoy solo olvido

Pero antes de irte
solo te pido
que tengas la valentía
también
de dar la cara y decirme
porque  te vas
con la cola entre las piernas,
sin mirar atrás
de la mano de la que un día fue mi mejor amiga

No te confundas
no pido que vuelvas
solo
que me  digas porque
te vas sin ni siquiera decirme porque

Dime porque, porque
dime porque te vas con ella dejándome aquí sola sin tan siquiera un adiós

No, no y no voy a llorar hoy por ti
ni una lagrima por ti
que te vaya bien
aunque siempre
te recordare
como el cobarde
que no dijo nunca “el porque”
y tal vez un día
el que este sentado aquí entre trozos de un ayer
seas tú,
preguntando el porque
pero yo entonces,
ya no estaré ahí para responderte




domingo, 10 de abril de 2016

La Suave Brisa Del Verano








La habitación era invadida por una suave brisa de verano que se colaba por el balcón abierto haciendo bailar a su son las cortinas de tela fina, haciendo más confortable la madrugada.
La misma brisa que acariciaba la noche, sus sueños, sus ilusiones, sus tristezas....y su piel, se removió en la cama y se cubrió con la sabana suave, como si buscara un refugio para el latir de su frágil corazón, en ese hilo fino del sueño donde buscaba perderse en la brazos de Morfeo, buscando esa tranquilidad tan anhelada que calmara su alma.
 Las cortinas de verano continuaban su baile al son de la brisa, jugando al son las sombras que hacia la luz de la luna, un ruido se oyó en el silencio de esa madrugada, en el hilo de su sueño sintió en su corazón que alguien se acercaba a su balcón, colándose a través de este, en su habitación, no tuvo ni una pizca de miedo, todo lo contrario una sensación inmensa se coló en su esperanza, llenando de ilusiones perdidas, se incorporo con una sonrisa, lo vio, medio oculto entre las sombras del danzar de las cortinas, murmuro con miedo de romper ese instante:
- Lobo?
 Se giro hacia ella y se escabullo por donde había venido sin decir nada, como si solo fuera una sombra de su imaginación, ella se abrazo sobre sus rodillas y sonrió, con una sonrisa que escondía una pizca de tristeza y de alegría,
Pasaron las noches, los días, y no supo nada de él, pero llego otra noche pasando exactamente lo mismo, ella sin incorporarse esta vez le susurro:
-  Te extraño
Y volvió a esfumarse en la noche, volvieron a pasar los días y las noches, una noche de tormenta de verano, ella sintió que estaba en el balcón, a gatas fue hasta allí, con miedo de asustarlo, estaba bajo la lluvia al oírla le dijo:
- Porque?
Ella se paro y desde su corazón le contesto:
- Un día lo entenderás y sabrás porque siempre serás mi Lobo, pase lo que pase, siempre serás ese hermano mayor que me protegía, ese Lobo que me dio la mano cuando nadie lo hacía, ese Lobo que saltaba a mi lado bajo la tormenta, sin preguntar…..Siempre serás mi hermano mayor, mi Lobo






viernes, 8 de abril de 2016

La Maldición





Ella no creía en más vidas, tras la que vivía
ella no creía en la maldición
que le grito esa mujer esa tarde de otoño
sin entender lo que ocurrió
intento seguir esa vida (ese libro)
pero se acabo ese libro (esa vida)
y en otro empezó a escribir.
En gritos la maldijo
le dijo
conocerás a muchos “amores” en tu vidas
pero ninguno te hará feliz
al más cruel te hará llorar
en cada amanecer
sin compasión
esta maldición se cumplirá.
libro tras libro llora y llora
golpe a golpe
solo la hace caer ese amor que se cruza en su camino
pero vuelve a levantarse
Tu me maldijiste
vidas atrás
pero no lograras
vencerme, Bella Dama
pues a amor a amor
aprendo,
nuevas lecciones, que un día
me enseñaran
que el tiempo se lleva una maldicion
en las arenas del destino
en el universo negro, en su inmenso vacío frió.
de la maldición yo me librare
tu puedes maldecir
pero yo encadeno
miles e historias donde tú nunca podrás llegar
esa es la diferencia
entre alguien que se deja vencer entre maldiciones
y entre alguien que escribe miles de palabras de los sentimientos
 vividos que esconden cada instante de cada latir del vivir