miércoles, 29 de junio de 2016

7 Jinetes





El silencio envuelve
su pasar,
tan cerca
de mi camino, los veo pasar,
los 7 jinetes
que todos temen que lleguen
y siempre estuvieron aquí,
No te equivoques
desde el principio
están aqui
junto a la esperanza y la fe
del nuevo amanecer,
junto a la esperanza y la fe
de un nuevo ser,
Dime
no hay calles que el rojo
tiñe sus sueños?
donde el jinete
envuelve en su niebla rojiza
la avaricia de la guerra
por querer,
por anhelar
siempre algo mas,
Nos miran
como gigantes
mirando a las hormigas,
que nunca pierden la esperanza ni la fe
en algo mejor
y que no dejan de luchar por ello,
Dime
no hay hambre?
No busques lejos
tal vez tu vecino la tenga en su casa
tal vez el jinete negro esta mas cerca de lo crees
aunque no olvides que la esperanza también esta aquí,
Nunca olvides que junto a los 7
esta también otros dos jinetes
la esperanza y la fe
por un nuevo amenecer
Bellos jinetes
no podreis
con mi lucha
mi esperanza
por un mañana
con un nuevo amencer
con mi fe
por algo mejor

jueves, 16 de junio de 2016

Tormenta Sin Fin




Huir
bajo la tormenta
del dolor que vuelve a parecer
 al volverte a ver,
Huir
de tu perfume
para encontrarte bajo la lluvia
de esta tormenta sin fin,
Que no cese la tormenta
ni el baile de este momento
golpeando las gotas de lluvia
dejando entrever
la mirada que siempre
amare o odiare,
la moneda gira en su sin fin
trae nuevas emociones destiladas
en tus besos de frenesí
las maldiciones
se convierten en caricias
que hacen arder
cada centímetro
de nuestro odio
lo que éramos se funde en un mismo ser
igual que el poder de tu mirada
 que esconde ese mar infernal
que enloquece mi ser,
Por ti
el amor y el odio
a un paso de la locura del olvido
que trae el veneno
de tus brazos
escondiendo el latir de nuestro amor maldito
que los infiernos envidian,
No
no es normal,
nunca lo fue, ni lo fuimos
no,
no hay límites
cuando la magia
de nuestras miradas se entrelazan
en un sinfín de emociones
cuando solo el roce de tus labios
es el mejor pecado
abriendo las puertas del más allá,
Que no cese la tormenta
ni el baile de este momento
golpeando las gotas de lluvia
dejando entrever
la mirada que siempre
amare o odiare,
a la luz de los relámpagos,
los provocas tú o yo?,
buscando refugio a la tormenta sin fin,
debajo de tu cuerpo infernal
déjame perderme
esconderme de tu odio
en cada centímetro de tu piel
en el latir que me pertenece
sin pedir
desde que te cruzaste en mi horizonte
igual que tu eres dueño
de esa parte de mi que siempre odiare por serte fiel
y amarte en su sin fin,
Por ti
el amor y el odio
a un paso de la locura del olvido
que trae el veneno
de tus brazos
escondiendo el latir de nuestro amor maldito
que los infiernos envidian,
Que no cese la tormenta
ni el baile de este momento
golpeando las gotas de lluvia
dejando entrever
la mirada que siempre
amare o odiare