lunes, 23 de mayo de 2016

El Son del Camino






Aquí entre el baile del polvo del camino,
con el viento que lleva miles de historias que se perdieron,
miles de porqués,
cuando lo realmente lo difícil es decir:
“perdón, no soy perfecto”
pero mas aun decírselo al vacio de tu ausencia,

si pudieras mirar esa mirar,
tal vez entendieras,
 un poco más,
el calor del camino recuerda el latir sin sentido del vivir,
porque vivir es sufrir,

no soy nadie para inventar historias que la vida hará sonar,
solo quiere que suene esa guitarra,
sonreír es fácil,
pero que lo haga el alma es más difícil,
siempre decía déjala sonar hasta el final,
pero nunca tuvo tiempo de  decir cómo,
tú que lo tienes prefieres la ausencia,
una ausencia que un día maldecirás,
dirás que te importa,
lo suficiente para renunciar a un orgullo,
buscar tu mirar, y decir, “lo siento”

Con esta botella vacía del licor que se perdió,
entre sueños que aun  siguen sin sonar,
esta pecadora, sin nombre,
intenta olvidar, con algo más,
mientras continua la eterna danza bajo el sol,
Paso a paso,
tras el polvo del sin vivir,
mientras miras al horizonte,
con una sonrisa vuelves a sonreír,
un día vivirás un infierno,
sin darte cuenta de los errores que cometes,
entonces recuerda esa espiral,
y lo que sucedió,
cuando sin darte cuenta encadenes ese adiós,
cuando lo que más duele está más cercano de lo que crees,
no es un año,
ni un segundo,
es un mirar,
un respirar,
esa magia,
que te hace hacer cosas que nunca imaginaste,
como renunciar a un orgullo,
buscar tu mirar, y decir, “lo siento”,
solo soy una pecadora,
andando por su camino,
que dijo a tu ausencia,
perdón, se feliz, que te vaya bien
y hazla sonar hasta el final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario