sábado, 23 de junio de 2012

Un ángel de la guarda.


La escuela de la vida tiene cosas curiosas, un día, aparece un ángel  de la guarda, te ayuda, te devuelve la risa, la fuerza para luchas, pero cuando menos  te lo esperas ese ángel, ya no está.
Es la historia típica de mi camino, han pasado, se han quedado y han volado.
No hablo de historias de amor ni de una sola noche, hablo de la amistad, el amor que esconde esa palabra y que muy pocos conocen o respectan.
Hoy día de San Juan, sus imágenes pasan por mi mente,  y siento que duele un poco en mi corazón, lleno de cicatrices.
Pero la escuela de la vida es cruel, no tiene sentimientos, te enseña a las buenas o a las malas, nunca se sabe por dónde saldrá la siguiente lección.
Y no voy a negar que tenga miedo, de mi salud, quiero que me digan que sucede, pero me hace pánico oír esa respuesta. Ojala sea positiva.
Mientras intentare disfrutar de esta noche, recordando el ángel que me enseño que la soledad era mi mejor amiga, el ángel que me enseño a amarme a mi misma y tener la autoestima fuerte como una roca, el ángel que me devolvió la sonrisa las madrugadas que me levantaba y me asomaba a Fb, llorosa y conseguía hacerme reír…
Y también recordare a los nuevos, porque cuando una puerta se cierra se abre una de nueva.
Esta noche que se acerca es mágica, y mientras mire las estrellas abrazada a mi vida, tendré un recuerdo por cada ángel de la guarda que paso por mi vida y los que pasaran.
Como dice mi Dragona: Ama Y Cree.

domingo, 3 de junio de 2012

Esta soy yo.



Hace tiempo, esta palabras bailaban en mi cabeza, y hoy mi musa me ayudado a escribirla, aunque no ha sido fácil.
Creo que más que nunca reflejan, como me siento últimamente.
Pero soy una luchadora, y este no es el fin.
Pat, otro día, una de amor, espero que te guste esta amiga.

Sentada en un rincón de mi mundo, de donde observo mi habitación, cuándos papeles y sueños rotos hay en ella, y se oyen tus risas diabólicas, es fácil, para quien no te entiende,  atacarte hasta herirte  en tus ideales que son el latir de tu corazón, y las gotas de sangre caen en el suelo, siendo absorbidas por esos trozos de papel, que quieren que escribas en ellos.

Una habitación llena  del desorden de mi vida, que me rodea y me hace mirar en el espejo
¿he fallado a esa niña?
Papeles escritos con la tinta de mi sangre, con la imaginación y la fuerza que siempre ha estado a mi lado.
Y jurar no cambiar nunca, por nada, ser fiel a los sueños de mi pasado, de mi presente y mi futuro. Porque esta soy yo.

Estoy mirando y pensando por qué quieren cambiarme, y a mi alrededor la cruda realidad me rodea. Me siento sola, aunque esté rodeada de gente que dice que “me quiere”.
Pero la soledad es mi amiga, y no la temo.
Porque sé que nací siendo una pasajera de la imaginación y me iré siendo esa pasajera que escribía, y tal vez, dejando atrás, tantas palabras que nunca conocerás, y las que sí que lo harás, las leerás con mi sangre ya seca.

No, no, este no es el final, pues seré fiel a mí misma, y a la niña que siempre vivirá en mí, Por muy fuerte que me pegue la vida en sus senderos misteriosos.
Hoy prometo luchar hasta el fin, por ti, por mí, por nosotras, aunque, tal vez, las palabras se quedaran en el tintero, por una jugada de mi viejo amigo que algunos llaman Destino, que juega una y otra vez conmigo.
Todos nacemos con esa inocencia y ese poder, dime como podemos cambiar ese tesoro, y todo entonces todo se vuelve tan cruel.

Una habitación llena  del desorden de mi vida, que me rodea y me hace mirar en el espejo
¿he fallado a esa niña?
Papeles escritos con la tinta de mi sangre, con la imaginación y la fuerza que siempre ha estado a mi lado.
Y jurar no cambiar nunca, por nada, ser fiel a los sueños de mi pasado, de mi presente y mi futuro. Porque esta soy yo.